ÁRPÁD ROSTÁS – Carpintero

Arpad Rostas, ebanista y restaurador, ha trabajado en 200 castillos y ha restaurado 1000 piezas de muebles en su país y en el extranjero, lo que hace 36 años de trabajo en el comercio. Refiere a sí mismo como carpintero “strolling”, quien siguiendo el ejemplo de los maestros medievales está buscando retos más nuevos y posibilidades para aprender y por eso viaja de un trabajo al otro, parando por mucho o poco según cuanto tiempo se necesita para completar cada obra. Así, aparte de Hungría, ha pasado por los países de Europa del oeste, aceptando pedidos desde Francia, Inglaterra y Alemania, mientras actualmente está más interesado en la profesión de carpintería tradicional y está muy decidido sobre desarrollar su conocimiento en esta en el futuro. Obras destacables de su vida son las restauraciones hechas en el Louvre, Versallies, en el Parlamento húngaro o en la Academia de Ciencia, pero las construcciones de estos edificios podrían también ser enumeradas, lo que estando en una situación peligrosa, fueron consideradas de no tener recuperación por muchos restauradores, pero específicamente a través de su contribución pudieron tener su estado original. Lo mismo pasó con la escalera del hospital de Marcali o con el techo del Mirror Room en la Universidad Andrassy en Budapest.

Él tiene varios premios, entre ellos ha recibido el Premio de Patrimonio Húngaro en 2011 como reconocimiento de su trabajo hecho hace 10 años cuando restauró revestimiento de madera en la Academia Húngara de Ciencia. La ciudadanía honorífica de Kaposvar es otro premio excepcional, ya que esta ciudad  es donde nació y estudió mientras crecía en la escuela de  Nagocs. Fue también nominado por el Premio privado de Prima Primissima, que es el honor más alto en Hungría que un artista puede recibir durante su vida después del premio Kossuth  dado por el gobierno. Sin embargo, él se retiró por los insultos que obtuvo, asumiendo que eran debidos de los celos en comercio. Su retirada fue considerada por muchos como una oportunidad perdida también porque la historia de Rostas es un ejemplo importante por el proceso que uno puede hacer a pesar de la pobreza y la desesperanza hechas peor por el sentimiento de ser marginado, ya que se hizo un experto conocido desde como un niño huérfano gitano.

Rostas declara uno puede aprender bien a través de la formación práctica, así que haber terminado la escuela profesional, extendió su conocimiento por muchos años solicitando para trabajos cerca de maestros de carpintería, intentando aprender de ellos. De lo que se puede acordar, eso no era siempre fácil ya que sus “profesores” a menuda escondían sus trucos y técnicas más valiosas como el tesoro de sus vidas, así que como joven tenía que ser oportuno para poder recoger conocimientos valiosos. A escondidas, puede que jugó un papel que no pasaba mucho tiempo con los maestros: quería tanto aprender que en cuanto aprendía todo que era posible le pedía al maestro de recomendarlo a otro carpintero La mayoría de veces solo pedía alojamiento y comida como salario pero si pudiera también pagaba por la formación. Hasta como un artesano experto nunca ha tenido vergüenza de ser un novato y más adelante si se le dio la oportunidad trabajaba por otros profesionales mayores y con más experiencia.

Restaurador sin diploma

Rostas tuvo más reconocimiento como restaurador, aunque aún ahora se considera como un restaurador sin papeles o calificaciones ya que nunca obtuvo un diploma. Después de su fe no nada más raro en este estado que sus ideales, los carpinteros antiguos hicieron la misma cosa que él: preparaban muebles, estructuras de madera y también eran los que los arreglaban. Más adelante, la profesión se dividió a ocupaciones parciales: carpintero y ebanista, mientras la profesión del restaurador surgió con su nivel más alto del conocimiento académico. Su opinión es que los restauradores no deberían estar permitidos a trabajar sin conocimiento práctico de carpintería y en la manera más ideal hasta hoy en día sería el carpintero quien hace este tipo de trabajo. Otra alternativa que puede ser realizada hasta hoy es la cooperación de maestros y restauradores donde los dos pueden confiar en el nivel diferente de conocimiento del otro: el conocimiento más profundo y académico del restaurador y en el conocimiento más técnico y práctico del artesano. En los casos donde un conocimiento específico práctico desaparece, tarde o temprano el conocimiento académico sobre este lo va a seguir. Eso es lo que ha visto muchas veces Arpad Rostas en su trabajo, cuando su nombre surgía como la última esperanza sobre un mueble o estructura necesitaba ser restaurada. Nunca rechazaba ninguno de estos pedidos, sin embargo aceptaba siempre el reto utilizando su conocimiento confirmando así que la maestría de los artesanos existía todavía. El conocimiento no se había perdido completamente que podría salvar la madera valiosa de la devastación o las obras creadas de ella.

Restaurando la escalera principal de la iglesia de Marcali fue un punto de inflexión importante en su vida. Fue también filmado por el ganador del Festival de películas húngaro titulado ‘Stair’ (dirigido por Livia Gyarmathy, 1994), empezó a ser grabado sin el conocimiento del “protagonista”. Aunque sus esfuerzos enormes lo hicieron posible que se salvara la escalera de madera situada en el vestíbulo del edificio – a pesar de los planes arquitectónicos iniciales y las opiniones profesionales de los restauradores – el esfuerzo no se pudo hacer una historia exitosa. Apenas puede ser un milagro como el ‘carpintero gitano’ debería haber sido un empresario y cumplir con las expectativas de la oficina del patrimonio mientras paseaba por el laberinto de la burocracia. Ni se pagó por el trabajo que hizo y la ejecución se cumplió al final por otra compañía mucho más grande y con más dinero de que sería su pago. El periodo era difícil en cuanto a la vida personal también porqué se divorció pronto y sus hijos han estado con su esposa desde entonces. Aunque la situación cambió del trabajo, aún podía manejar su vida hacia cierta dirección. Recibió trabajos del extranjero por las personas que le apoyaron y pronto estaba restaurando en el museo de Louvre, por donde llegó hasta Versailles donde pudo restaurar el parqué de Sun King. Y esto trajo otros proyectos, hasta castillos de Inglaterra y Alemania.

Aunque llevó a cabo trabajos más nuevos en su país que superaban el nivel de su calificación original, nunca pudo tener un trabajo él solo porque era un restaurador sin calificación, sino como carpintero contratado bajo la supervisión y contribución de otro restaurador. Eso era algo que le dolía que no podía tener otros trabajos para las mismas razones. Además, todo este conocimiento especial podría fácilmente causar repugnancia en la presencia de otros restauradores ya que este tipo de conocimiento está en consecuencia de los principios actuales y generales del comercio. Como dice él nunca ha sentido semejantes asuntos en el extranjero, fue más fácil ahí trabajar, ya que no era el papel (diploma) que importaba sino las referencias y si tenía el conocimiento profesional que se necesitaba para tener el resultado y la calidad requisita. A presencia del restaurador al trabajo era evidente en otros países también, la conexión sin amargura cooperativa y no le quitaba el honor a él.

Mordientes naturales – en vez de productos químicos

Una de las claves para el éxito en su trabajo son estas recetas artesanales hechas por materiales naturales que utiliza por el tratamiento de la madera para controlar las pestes, fortalecer la madera y poner el color y el tono original. Los materiales utilizados son siempre entallados a cada mueble o construcción de madera, mientras los ingredientes pueden ser varios según las características y tamaño del problema. Cada receta viene de la desaparición, pero en partes donde aún existen tradiciones y descripciones antiguas como por ejemplo los libros de Vitruvius, así que algunas técnicas pueden originarse hasta en Egipcia antigua. La manera exacta de uso, los experimentos con las proporciones duraron muchas décadas y son ahora secretos profesionales. El ciclo de materiales características utilizadas está, sin embargo, conocida pero algunos de ellos podrían parecer raros como el líquido de ajo, manzana y la piel de patatas, espíritu de fruta (malinka) o agua u orina. Utilizando estos materiales él tiene discusiones serias con expertos del mantenimiento de la madera ya que en su profesión es más común utilizar materiales producidos con productos químicos y licor mientras sus propias recetas parecen más como charlatanerías hoy en día. A pesar de eso, ha conseguido resultados legítimos y últimamente ha sido invitado a conferencias universitarias donde expone su posición personal y enseña sus soluciones.

Salvando y restaurando el techo del Mirror Room en la Universidad Andrassy es un ejemplo muy bueno por el éxito de sus técnicas. En 2003 cuando la universidad fue renovada el techo de la sala se cayó y el trabajo paró por medio año ya que no había ningún restaurador que podría aceptar el reto de restaurarlo, mientras se le ocurrió a alguien que había un carpintero en marcali. Él mostró con sus propios métodos la presencia de pudrimiento seco (hongo), y este diagnóstico significaba  muerte y eso se conformó también más adelante por un experto de mantenimiento de madera. Rostas restauró al final la estructura en vez de  demolerla enteramente, lo que parecía ser inevitable, antes que llegó él para hacer el trabajo: limpió la estructura de la enfermedad, sustituyó el material de madera que faltaba y fortaleció la estructura.

Embajador de la carpintería tradicional

En los últimos años Arpas Rostas presta mucha atención a la preparación de muebles que diseña el mismo, ya que tiene en mente trabajar en el futuro principalmente como ebanista. Solo los maestros grandes son sus ideales en sus ambiciones, como Michel Ángelo o….

Algunas de las obras completas llamaron la atención de de los medios de comunicación y se regalaron a gente famosa. Las primeras de estas obras eran las cunas hechas por los niños de la pareja inglesa de príncipes, William y Kate, en 2013 para Principe George de Cambridge, y después en 2015 para Princesa Charlotte (Charlotte Elisabeth Diana). Las cunas de estilo único neogótico hechas por madera de roble y de nuez tienen muchos ornamentos y decoraciones.

Con estas obras regaladas de muebles Rostas tiene la meta principal de representar algunos de los asuntos más importantes en su país y en el extranjero también, para llamar la atención de gente a los valores verdaderos de la carpintería, a sus actividades de enseñanza de valores y a la importancia de la formación profesional para restringir la pobreza y la vulnerabilidad de los Roma. La entrega del trono preparada para Papa Francis está planeada tener lugar en 2016 como parte de peregrinación del Vaticano organizado para 100 niños crecidos en internado, ofreciéndoles una experiencia de vida. El motivo central de la silla decorada es una caja de vidrio en la forma de Hungría en la que planea poner tierra húngara. La espalda del trono tiene ornamentos de las armaduras del Vaticano, de Hungría, de Argentina y de Marcali (el lugar de nacimiento de Rostas) mientras una inscripción en cuatro idiomas pide la bendición  para la gente Roma del mundo, en inglés, latino, húngaro en el idioma de Roma.

La escuela y manual de estudio de Arpad Rostas

Tras la realización de todas las obras con humildad y con los mejores resultados posibles en su carrera, se añaden más objetivos importantes, por ejemplo cómo preservar las tradiciones manuales de hace siglos y las técnicas de carpintería y de ebanistería para las generaciones futuras. Para conseguir esto él está actualmente escribiendo un manual de estudios comprensivo que resume todo este conocimiento que pudo adquirir en su vida a través de su trabajo, poniendo la enseñanza de la profesión en un nivel nuevo.

Él cree de verdad que su carrera puede ser un ejemplo para las personas jóvenes cuyos destinos son similares a su infancia, así que organiza escuelas de verano y talleres creativos cada año para niños huérfanos en los que les hace participen en actividades de restauración y construcción. Enseña el conocimiento práctico pero más que eso puede enseñar que la formación merece unos sacrificios y todos los esfuerzos y trabajo para resultados de buena calidad. Finalmente, enseña la fe que es indispensable para todas las actividades creativas y artes y enseña también una manera de vivir que está conectada al trabajo. El mejor resultado de la escuela de verano es el proceso de restauración común de los muebles del castillo en Somogyvar donde Andras Morgó, profesor de restauración, ofreció  el fondo profesional requisito. Dentro de los planes futuros de Rostas es el desarrollo de un centro de formación profesional en Marcali y también una catedral hecha de madera que será construida junto con los jóvenes de prácticas.

Obras más importantes:

Parlamento húngaro, escaleras de madera de la sala principal, barandillas de la escalera (1989-1990)
Magyar Tudományos Akadémia, neoreneszánsz faburkolat (1991)
Kőbányai Zsinagóga, faajtók (1991)
Dohány utcai Zsinagóga, padok felújítása, konzerválása (1992) Marcali Kórház lépcsője  (1994)
Színháztörténeti  Múzeum, Huszka Jenő hagyatéka (1995) Régi Nemzeti Színház bútorai (1997)
Svéd nagykövetség bútorjai (2002) Várkaszinó, ajtók (2002)
Német-Magyar Andrássy Egyetem: Ajtó, tükör-terem mennyezete (2003) Váci utcai Sörforrás étterem fa homlokzata (2004)
Hertelendy kastély antik bútorjai, és parkettája (2004) Első Magyar Jelvényüzlet berendezései (2005)
Klotild Palota Kaszinó: lépcső, burkolatok, faragások, faragott  oszlopok (2005) Kaposvár – Stümmer bútorai (2006)
Székesfehérvári Hiemer-ház fa nyílászárói, belső enteriőrjei, 200 éves fa lépcsője (2006)
Szombathelyi Serház (Batthyányi kastély) fa nyílászárói, belső enteriőrjei, 200 éves fa gerendái, lépcsője (2006) Budapest Rákóczi úti Volksbank 150 éves tetőtéri ablakainak restaurálása (2007)
Károlyi Palota mahagoni famennyezete, parkettás munkái (2007)
Szent Gellért termálfürdő női részlegének 100 éves ajtaja és szélfogója (2007) Szent Gellért termálfürdő férfi lodzsája és 67 darab kabin és tartozékai (2007) Somogyvári kastély (2012)

Pedidos desde el extranjero:

Magyar nagykövetség Bécs: intarziás ajtók, bútorok, faburkolatok felújítása (1993)
Versailles-i kastél XIV. Lajos király parkettája,  konzol asztala,  tükre, kisebb bútordarbjai  (1997-8) Németország Schloss Neuschwanstein (1999)
Franciaország  Louvre (2000), ablak, faburkolat
Anglia magánkastély parkettázás (2001)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *