LEONARD Y JOHN GRANDISON – Maestros yeseros

Grandison & Son Ltd ha estado restaurando, conservando y estabilizando yesería ornamental en Edimburgo, los Borders, Escocia y el norte de Inglaterra durante 130 años. Es una empresa familiar donde habilidades y conocimiento se han trasmitido de una generación a otra. La empresa se encuentra en Peebles, los Borders, una de las partes más pintoresca de Escocia, solo a una hora lejos de Edimburgo. La riqueza de esta herencia puede verse en los talleres de Grandisons, que incluyen numerosos moldes de yeso y elementos arquitectónicos creados y coleccionados por más de un siglo.

La empresa fue fundada por Leonard Grandison (1860-1934) en 1886 cuando tenía 26 años, con un capital de 80£. Sin embargo, ya a la edad de 12 se convirtió en un aprendiz albañil y con un buen conocimiento de la empresa de enyesado James Annan de Edimburgo (con sucursales en Perth y Londres). Leonard fue casi seguro el aprendiz más joven en trabajar conun importante contrato de yesería realizado en el castillo de Cortachy, en Angus. A pesar el cierre de la empresa Glasgow Band en 1879 Leonard siguió estando ocupado gracias a la construcción de nuevos edificios de departamentos en Edimburgo. Se convirtió en un capataz a sus 20 y fue a trabajar en 3 lugares en el área de Peebles: Portmore House en Eddleston, que fue reconstruida después de un grave incendio; la nueva British Line Bank en Peebles High Street; Tantah House, una casa grande construida a un kílometro y medio al sur de Peebles.

Uno de los contratos más importantes fue el de yesería para la reconstrucción de Peebles Hydro después del incendio en 1905. Como el personal fijo de la empresa no era bastante grande para hacer frente a un contrato de este tamaño, Leonard ofreció un pago adicional a la hora para conseguir yeseros desde lugares más lejanos. No había elevadores mecánicos para ese edificio de 5 plantas. Los trabajadores tuvieron que transportar el yeso en cubos, subirlos unos dos o tres niveles y dejarlos en línea contra la pared y luego otro trabajador lo subiría otros dos o tres niveles.

Desde 1914 Leonard Grandison se hizo un nombre y estuvo involucrado en la yesería ornamental en muchas casas en los Scottish Borders y alrededores de Peebles, donde al final se estableció y creó su taller. En 1914 John Grandison, el hijo de Leonard, todavía era un estudiante cuando su padre lo persuadió para echar ornamentos por la tarde. Como la mayoría de los hombres que fueron a la guerra cada par de manos que apoyaba la empresa era importante. John empezó su aprendizaje en 1915 y a los 17 años se ofreció para unirse al ejército. Hizo su entrenamiento con la Royal Engineers en Chatham y después trabajó con un grupo de albañiles en campos de aviación en East Anglia. Fue enviado en Francia y estaba cerca de Mons al tiempo del armisticio. John sobrevivió ileso a la guerra pero estaba marchando a Alemania para unirse al ejército. Estuvo en el hospital por dos semanas después de lo cual se unió a la Unidad cerca de Colonia. Fue mandado a casa en 1919, se reintegró en la empresa y lo hicieron socio en 1920.

Después de la guerra el mercado cambió y el trabajo ornamental tuvo una exigencia más pequeña de programas de viviendas del Ayuntamiento, construcciones de baños y aseos en casas de campos. Entretanto John Grandison se convirtió en un buen dibujante conocido por su producción de excelentes dibujos de techos ornamentales de lo más elaborados. La empresa estaba creciendo constantemente y compró el primer coche en 1923, un Vulcan DS130 de segunda mano. En 1920 también la tecnología del trabajo cambió, por ejemplo fue introducido un yeso fibroso llamado “Hardwell”, así como la invención de cartón piedra, que remplazó el listón de madera. En 1930 la empresa instaló su primer teléfono.

Leonard Grandison murió en 1934 dejando a John a cargo de la empresa que estaba luchando con la depresión económica. Poco después de eso John comenzó a introducir al joven Leonard Jnr en la empresa como su padre hizo en 1914. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial el visitó muchos proyectos y conoció a clientes importantes incluso el arquitecto Sir Basil Spence en el palacio Gribloch cerca de Kippen (Stirlingshire), de propiedad de la dinastía siderúrgica Colville. Cuando la guerra estalló, en 1914, la mayoría de los trabajadores se fueron para unirse a las fuerzas armadas y en un momento la empresa contaba solo con 3 hombres. Parece la historia que convirtió el punto de partida.

Leonard Jnr empezó sus 5 años de aprendizaje en 1948 y en ese tiempo estudió construcción en Heriot Watt College en Edimburgo, 3 noches cada semana durante 5 años. Terminó con un Higher National Certificate en construcción y aprobó el examen de licenciatura para el Institute of Builders. Durante el aprendizaje, experimentó todos los aspectos del enyesado y trabajó en uno de los últimos contratos donde se utilizó el listón y yeso de cal, que era una ampliación del hospital Vert Memorial en Haddington. Después de la guerra, la empresa pasó por muchas dificultades, que alcanzaron su punto más álgido durante el tiempo de Thatcher cuando Grandisons tuvo que despedir algunos hombres porque las condiciones comerciales eran muy difíciles. 

En 1978 John Grandison JNR (hijo de Leonard Jnr) empezó su aprendizaje que intercalaba con la universidad. Cuando completó ambos, pasó uno años con un especialista en medición de materiales de construcción, que le dio la experiencia en ese ámbito de la empresa. John Grandison Jnr murió en 1983. También durante ese tiempo la técnica de yesería cambió y el tradicional enyesado mojado se redujo considerablemente en uno trasdosado, lo que supone fijar las paredes de yeso no enyesadas sino que solo contenían yeso en las juntas.

En 1990 el renacimiento de la cal empezó porque la conservación era cada vez más importante y se exhortaba la utilización de métodos y materiales tradicionales en la restauración de edificios antiguos, que necesitaban reparación. Gracias a eso Leonard Grandison se convirtió en un experto renombrado en yesería y utilizo de cal y por tanto durante todo el 1980 y el 1900 le pidieron que diera charlas en clases magistrales en Edimburgo, Glasgow y Dundee.

En aquel momento la empresa desarrolló también un método llamado “Rivet replacement”. Eso estabiliza techos ornamentales riesgo. Ese método normalmente no pide ningún apoyo temporal y se ha utilizado con éxito en muchas ocasiones con la aprobación de Historic Scotland y National Trust.

Grandison & Son tiene una gran colección de modelos originales de ornamentos de decoración y algunos son tan antiguos como la propia empresa. Con un permanente interés en la conservación, Grandison decidió abrir Museum-Workshop of Ornamental Plasterwork al público en 1998. El taller todavía contiene un antiguo pozo de cal, que Grandisons llama “ark”. No ha sido utilizado durante más de 30 años. En1998 Leonard escribió un pequeño libro sobre la yesería. Hay muchos libros técnicos buenos pero queríamos hacer que la gente supiera que es la yesería sin utilizar términos técnicos.  El libro se llama “El libro casi no ténico sobre la yesería”.

Actualmente la empresa es dirigida por Leonard y su hijo John. En los últimos años el Museum-Workshop se convirtió en un famoso palacio para todo el que esté interesado en comercio tradicional gracias a su maravillosa colección y su increíble historia detrás. La empresa ha estado trabajando con yeseros hasta hace poco y no está claro si va a cambiar algo en estas consideraciones. Es interesante descubrir la opinión que tenía Leonard de la industria hace 8 años en 2008:

“Guerra, hambre y pestilencia… quizá la visión apocalíptica es un poco exagerada, pero, no es difícil ver el impacto de las disminuciones y más lados negativos de petróleo, de los pasos para combatir el calentamiento global y el terrorismo y el impacto que tiene en nuestras vidas y nuestros negocios.

Día a día la conservación siempre permanecerá, pero proyectos grandes que podrían tener una dimensión política podrían ser espasmódicos. Actualmente hablan de construir 3 millones de casas a un precio asequible, pero necesitamos esperar y ver cual es el resultado. Por supuesto, demasiado o demasiado pocos trabajos de construcción disponibles en un tiempo relativamente breve pueden causar problemas.

¿La burocracia encargada de gestionar una empresa puede volverse demasiado onerosa y desalentar a las personas a la hora de ocuparse de una empresa?

Los pagos lentos pueden llevar a problemas de liquidez. En este sentido hemos sido razonablemente afortunados, solo ocasionalmente tenemos clientes que utilizan pretextos dudosos para cancelar sus pagos. De todas maneras, si ocurren problemas de flujos de caja las consecuencias podrían ser extremamente serias. 

Empezamos haciendo yeso y trabajos ornamentales y 121 años después estamos de nuevo haciendo lo mismo.  

Espero que Grandison & Son continuen en un futuro próximo, pero si eventualmente   tuviera que pararse, espero que nuestra colección única de originales (pautas de yeso) será conservada para la posteridad. 

3 thoughts on “LEONARD Y JOHN GRANDISON – Maestros yeseros”

  1. How really interesting, a link with the past indeed, I had an old friend who did this work his name was Bob Scotland and he did some work in the Assembly rooms in George street Edinburgh. I have recently moved to the Borders and wil, for sure call in and see the museum.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *