MARGUS PALOLILL – Carpintero

Margus Palolill nació y creció en el sureste de Estonia, donde está situada la región ortodoxa Setomaa. Estudió ciencias ambientales en la Universidad de Tartu y realizó una maestría en geología. Durante sus estudios, se interesó en los edificios de arcilla masivas de Estonia del sur y su principal campo de investigación en la universidad era el estudio de los contenidos y características de los diferentes materiales utilizados en antiguos edificios tradicionales de arcilla en Setomaa. También recogió información sobre los estilos de construcción y la arquitectura de los edificios de arcilla locales, contribuyendo a la comprensión y la conservación de este arte única que pero está desaparece rápidamente.

Durante el estudio de los edificios de arcilla Margus también se interesó por el arte de construcción tradicional con troncos, utilizados como materia prima para construir casas. Empezó como aprendiz construyendo los techos de tejas y algunos años más tarde se unió a una compañía de construcción artesanal tradicional con troncos llamada Saulerman donde aprendió como las tradicionales artesanales casas de troncos se producen industrialmente – es decir, de forma rápida, eficiente y con fines de lucro. Estaba agradecido por la experiencia, sin embargo, se dio cuenta muy pronto de que había algo más que quería saber sobre la ciencia de la madera y arte de la madera. En los años 2009-2011 trabajó para la Escuela Räpina de la horticultura como maestro de construcción de edificios con troncos. En 2013 abrió su propio taller de carpintería y es en este momento que se especializó más en la ebanistería. Los principales productos de su taller son las puertas y ventanas de madera y piezas interiores y exteriores de los muebles.

En 2005 Margus compró una vieja granja en Laossina, Setomaa, y comenzó a renovarla preservando sus elementos históricos. La arquitectura vernácula de las granjas en Estonia es sin adorno o decoración y sobre todo sencilla y modesta, con cierta específica estructura para las habitaciones. Por lo tanto mantener el aspecto histórico original y adaptarlo a un estilo de vida familiar moderno es un verdadero reto. Sin embargo, Margus cree poder ir aprendiendo sobre la historia y el carácter de su antigua casa. Por eso entrevistó el ex habitante de la casa con el fin de obtener más información. Se mudó con su familia, finalmente, en 2007 y continuó la renovación lentamente con el objetivo de mantener su autenticidad. En 2008 construyó también una tradicional sauna de humo – una forma icónica de la arquitectura vernácula de Estonia. La sauna de humo es típicamente un pequeño edificio hecho con troncos. Debido al potencial de peligro de incendios, se sitúa normalmente a una distancia de seguridad de la granja. Por la misma razón las saunas de humo van disminuyendo en número. En nuestros días, sin embargo, la sauna de humo está volviendo a ganando popularidad, sobre todo después de que las tradiciones de humo sauna local han sido añadidas a la Lista Representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad UNESCO.

Una sauna de humo es un tipo de sauna rural. Tradicionalmente la sauna de humo se une a una casa de campo o granja y es un pequeño edificio de madera donde, una vez por semana, la familia limpia el cuerpo y alma a través del vapor. Una gran estufa con un calentador se puede encontrar en cada sauna. La estufa se calienta durante varias horas. La sauna no tiene chimenea. El humo circula y calienta la habitación durante el calentamiento, añadiéndose al calor producido por la estufa. Cuando la sauna alcanza la temperatura adecuada, se libera el humo excedente a través de una ventana, una puerta o un agujero en la pared. Cada sauna de humo tiene sus propias características y personalidad, entendidas y conocidas especialmente el dueño. Hay costumbres y creencias conectados a la sauna de humo, transmitidos de generaciones en generaciones.  Hay que saber cómo calentar la sauna, pero también cómo comportarse en la sauna. En una sauna de humo que se ha calentado adecuadamente no hay monóxido de carbono, el aire es ligero y el vapor de agua no se quema. Estar en la sauna da fuerza y cura, pero sólo si honras las costumbres de la sauna y le dedica el tiempo suficiente para disfrutarla plenamente.

A partir de sus experiencias en la renovación y la enseñanza de construcciones tradicionales con troncos, Margus se unió a la Vanaajamaja en 2009 como instructor de creación de troncos y como consejero de construcciones de antiguas casas de madera. Vanaajamaja es una organización sin ánimo de lucro de Estonia que se dedica a la enseñanza y al estudio de los oficios tradicionales de construcción. Margus empezó a tener cursos tradicionales de construcción con troncos en Vanaajamaja en 2009 y en 2012 comenzó a dar cursos internacionales de construcción de saunas tradicionales estonias. Aunque la tradición de las costumbres de la sauna es todavía muy extendida, las habilidades de la construcción de las saunas que antes eran también comunes y se enseñaban de padres a hijos, desaparecieron en su mayoría en los días actuales. Margus y el resto del equipo Vanaajamaja hacen todo lo posible para animar a la gente a aprender a preservar, restaurar y construir sus propios edificios y saunas de humo. Vanaajamaja también organiza talleres internacionales en inglés que duran normalmente seis días. Los participantes aprenden cómo las estructuras en troncos se construyeron en los antiguos días solamente con simples herramientas y adquieren habilidades tradicionales de construcción trabajando en una sauna de humo tradicional. Los participantes del taller también aprenderán sobre el contexto histórico y cultural de la creación con leña en Estonia y las técnicas de restauración. Margus también habla también en sus cursos de la importancia de la sauna de humo y de la cultura de la sauna de Estonia.

ACERCA DE LAS SAUNAS DE HUMO – curso especial de construcción tradicional de Estonia impartido por Margus Palolill

Estonios están generalmente orgullosos en subrayar el hecho que sus antepasados han vivido en sus ubicaciones actuales desde hace miles de años. La historia de la arquitectura en Estonia comienza con carpas cónicas y tumbas de piedra, continúa con los asentamientos fortificados y granero-viviendas y seguidas por las saunas pequeñas construidas sin la chimenea y comunes a todos los letones, lituanos, finlandeses y estonios. Dado que la situación social de la población de Estonia no cambió mucho hasta el siglo 19, este tipo de edificio sobrevivió tal vez durante siglos. Durante el siglo 20 las saunas de humo estonias empezaron a ser reemplazadas gradualmente por las saunas finlandesas. Sin embargo, parece que los estonios del sur tienen la tradición de la sauna de humo más profundamente en su cultura y raíces. Saunas de diseño tradicional han sido más resistentes a los cambios de los tiempos modernos que en otros países y las viejas saunas están bien conservadas y siguen siendo populares a pesar de los inconvenientes del tiempo de calentamiento más largo y mayor consumo de leña. La tradición de este tipo de sauna es una parte importante de la vida cotidiana en la mayoría de las familias del sur de Estonia. Se compone de un amplio conjunto de tradiciones, incluyendo las costumbres de baño reales, las habilidades en crear batidores de baño y el ahumado de la carne en la sauna. El material de construcción es por lo general el pino silvestre o abeto de Noruega y la mayoría de las articulaciones y las muescas tradicionales están cubiertas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *