RAMÓN FRANCISCO RUBIO DOMENE – Maestro yesero

Ramón es un artesano y restaurador de 48 años de edad especializado en la creación de reproducciones oficiales de partes de la Alhambra en Granada. Ramón es Doctor en Artes y Restauración (Universidad de Granada) y trabaja desde 2000 en la Sala de la Alhambra, en el Departamento de Conservación de Jefe del Taller de Restauración de yeserías y la labranza. Él, por lo tanto, tiene una amplia experiencia en el uso de estos materiales y en las intervenciones diarias que se llevan a cabo en la Alhambra y su Museo.  Ramón lleva 26 años trabajando con yeso. Empezó a trabajar con ese material de alumno en la Academia de Bellas Artes, cuando decidió profundizar su conocimiento del trabajo realizado en la Alhambra. “Me fascinaba y estaba curioso acerca de cómo trabajar con yeso y empecé a trabajar con los artesanos que trabajaban en la Alhambra, aprendiendo sus técnicas. Aprendí, por ejemplo, cómo realizar los talles directos y cómo trabajar con moldes”, explica Ramón.

Ramón también es el Presidente de la Asociación DOCTUM.  El Centro de Intervención cultural y Educativa DOCTUM surge como institución privada, cultural y sin ánimo de lucro que, desde la fraternidad y cooperación internacional en el desarrollo educacional, se ordena en torno a la protección, conservación, restauración, gestión, promoción y acrecentamiento de la Cultura y del Patrimonio tangible e intangible de los pueblos así como al estudio, investigación, intercambio, formación y promoción de los métodos, técnicas, procedimientos, materiales, del saber hacer y de los protocolos empleados en la restauración, rehabilitación, gestión y consolidación del patrimonio cultural. DOCTUM interviene también sobre nuestro Patrimonio mueble e inmueble con actuaciones de conservación.

Ramón es el inventor  de un nuevo mortero de restauración “Procedimiento de Reconstrucción de Obras de Arte”,  registrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas (O.E.P.M.) por el Patronato de la Alhambra y Generalife. Ha escrito y publicado muchos libros y artículos en revistas, sobre todo sobre la restauración y la Alhambra:

Ramón trabaja cada día en su taller en Cenes de La Vega (Granada) pero tiene también experiencia trabajando en Granada, Jaén, Arabia Saudí y Marruecos. En Granada se ocupa primariamente de crear reproducciones oficiales de partes de la Alhambra pero también trabaja en numerosos edificios religiosos, en la restauración de yeserías y molduras y en la Alhambra. En Jaén trabajó con molduras de yeso en la iglesia de San Andrés. En Arabia Saudí trabajó en la copia de la Alhambra en Riyadh (Arabia Saudí), con talleres de artesanos de Marruecos, de Tailandia, de Turquía, de Filipinas, etc. Desde marzo 2016 empezó una restauración de yeserías en una mezquita en Marruecos.

Trabajo y materiales utilizados

Ramón explica: “Mi trabajo consiste en la creación de reproducciones oficiales de la Alhambra. Pueden ser reproducciones de partes ya existentes y que han sido arruinadas o reproducciones de nuevas piezas, creadas de cero. A partir de ellas se crean modelos de siliconas para producir nuevas piezas.”

Fuente de inspiración

Como explica Ramón, la fuente de inspiración es, sin duda, la Alhambra, con sus paredes y motivos árabes. A partir de ahí procede la inspiración para la creación y reproducción de diferentes motivos (epigráficos, naturales o geométricos). Hay tantos motivos diferentes que, cuando se combinan juntos, es posible obtener miles de diferentes variaciones”.

Las piezas finales se venden como reproducciones oficiales de la Alhambra y es posible encontrarlas en las tiendas de recuerdos alrededor de la Alhambra. La mayoría de los clientes de Ramón son los turistas, que quieren una reproducción exacta de las decoraciones que se encuentran en las paredes de la Alhambra.

Resumen

No habrá continuidad en la familia de Ramón. Sin embargo, muchos artesanos quieren trabajar con este tipo de material y están interesados en las técnicas de reproducción en yeso con moldes. Muchos de ellos vienen también de la Academia de Bellas Artes de Granada. Por otra parte, Ramón también colabora y trabaja con los estudiantes y profesionales de fuera de Granada y España.

Y qué decir de las perspectivas de empleo para su campo de trabajo? “El futuro de esta profesión, como el futuro de todos los otros trabajos manuales, es incierto. Los artesanos tienen que viajar constantemente, actualizar sus habilidades y conocimientos y tratar de encontrar por sí mismos un lugar en el mercado. Las nuevas tecnologías (por ejemplo, la impresora 3D) crean posibilidades para hacer reproducciones baratas. Por supuesto, en este caso, las reproducciones son todas iguales, pero hoy en día muchos clientes prefieren precio más bajo, incluso cuando la calidad es inferior, debido a la producción en masa. Si las cosas no cambian, el futuro de esta profesión podría verse seriamente en peligro.”

Sin embargo, el uso de nuevos materiales o tecnologías no está completamente considerado negativo por Ramón, que añade: “Yo apoyo los trabajos artesanos, pero es imposible negar la importancia de la utilización de los medios que los avances en la ciencia nos han dado. Hoy en día, sin silicona, mi trabajo no sería ni siquiera posible”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *